UNIFAMILIAR

EL CLIENTE

Luisa y Victor son una familia jóven , con un gusto clásico renovado. Necesitaban crear un espacio familiar dónde crecerán sus hijos y con algunos espacios especiales para alguna de sus aficciones.

EL PROYECTO

El planteamiento fué el de crear un interior homogéneo a través de la misma gama cromática entre el color de las paredes y los papeles pintados. En contraste, algunas piezas cómo la obra de arte contemporáneo del jóven artista Sergio Femar y el aparador antiguo oriental.

Como detalle diferenciador, en la habitación principal se realizó un cabecero en medio de la estancia,  para por un lado, aprovechar las grandes dimensiones y por otro lado enfocar la cama hacia unas vistas impresionantes a la sierra. Se intento buscar esa dualidad entre clásico y moderno a través de la combinación de materiales y piezas singulares.